América Latina es el hogar de solamente 8% de la población mundial, pero concentra la mayor parte de los homicidios en el mundo: 38% de los asesinatos ocurren en la región. El problema se concentra especialmente en siete países: Brasil, Colombia, El Salvador, Honduras, Guatemala, México y Venezuela. Cerca de 34% de los homicidios ocurren en esos lugares. Cansados de ver a sus países como protagonistas de esas tristes estadísticas, varias organizaciones de la región decidieron crear la alianza latinoamericana Instinto de Vida.


¿Tiene interés en saber más sobre la campaña y ayudar a salvar vidas?

196 assinaturas

Cada 15 minutos en América Latina y El Caribe ocurren cuatro homicidios. Son 400 muertes todos los días. En la región mueren al año un promedio de 144 mil personas y más de 2.6 millones han sido asesinadas desde el 2000.

De las 50 ciudades con más asesinatos en todo el planeta, 43 están en América Latina.

De cada cuatro personas asesinadas en el mundo, una es brasileña, colombiana o venezolana.

Los números asustan, ¿no? Si nos quedamos con los brazos cruzados, ese problema puede agravarse aún más. Proyecciones del Observatorio de Homicidios del Instituto Igarapé indican que, mientras la violencia letal disminuye en otras partes del mundo, la tasa regional podrá pasar de 21 a 35 por cien mil habitantes hasta 2030. Este número representa siete veces la media global.

Si usted quiere saber cómo puede ayudar a lograr hacer avances significativos, ¡inscríbase llenando el formulario!

LA CAMPAÑA

La alianza latinoamericana Instinto de Vida fue creada a partir de la unión de decenas de organizaciones
no gubernamentales de la región. Nuestra propuesta es reducir la violencia letal a la mitad en 10 años. Eso va a exigir presión y compromiso para impulsar políticas públicas innovadoras basadas en evidencias.
Alrededor del mundo y específicamente en la región, en distintos periodos, se han alcanzado bajas sostenidas,
en el número de homicidios.

Invitamos a la sociedad y a los gobiernos, en los niveles regionales, nacionales, departamentales y municipales, a que se comprometan a hacer cambios que lleven a una reducción de esas muertes violentas.
¿Cómo vamos a hacerlo?

1. Estableciendo objetivos y metas para la reducción de los homicidios, respaldados por compromisos claros de los gobiernos

2. Apoyando el desarrollo de planes y programas para reducir los homicidios en las zonas más afectadas

3. Difundiendo datos e información sobre las políticas públicas y los programas que funcionan efectivamente


4. Con movilizaciones que presionan a los encargados de la toma de decisiones a realizar cambios e inversiones en las políticas públicas
5. Estimulando la empatía, en contraste con la idea de que las tasas altas de asesinatos son normales o aceptables en nuestras sociedades

6. Estimularemos la movilización de ciudadanos y ofrecemos apoyo técnico para que los responsables por las políticas públicas desarrollen planes efectivos de reducción de homicidios.

VALORES

BASADA EN EVIDENCIAS
Los recursos y la voluntad política son limitados. Esos activos escasos se deben concentrar en intervenciones que ya hayan tenido éxito, basadas en los más rigurosos datos y análisis que dispongamos.


GARANTÍA DE ACCESO A LA JUSTICIA Y AL DEBIDO PROCESO LEGAL
Los métodos e intervenciones apropiados para reducir la violencia deben respetar los derechos fundamentales y el acceso a la justicia, en vez de comprometerlos en nombre de la reducción de los homicidios.



ENFOCADA EN LOS RESULTADOS
Nuestro objetivo va mucho más allá de concientizar al público: queremos lograr avances reales en la reducción de los homicidios.




CONTENCIÓN DE LA VIOLENCIA
Los métodos e intervenciones deben evitar siempre la reproducción de la violencia, apostando en un proyecto positivo de transformación de la sociedad que conduzca a la reducción de los homicidios.




PARTICIPACIÓN CIUDADANA EN POLÍTICAS QUE VALORAN LA VIDA
La mejor manera de asegurar los cambios culturales es involucrar a la población directamente en la reducción de los homicidios, a través de un mensaje positivo sobre el valor de la vida.


LA PROTECCIÓN DE LOS CIUDADANOS Y LA SEGURIDAD COMO BIEN PÚBLICO
En el centro de las intervenciones del Estado debe estar la protección de las personas y la concepción de la seguridad como un bien público, que es responsabilidad primaria del Estado y que exige una participación activa de los ciudadanos.
VIVOS EN NOSOTROS


Al pensar en todas las historias que fueron interrumpidas, la alianza latinoamericana Instinto de Vida creó #VivosEnNosotros, un espacio para homenajear a las personas que perdieron su vida prematuramente por la violencia.

Si usted conoce a alguien que fue víctima de homicidio, ¡envíe su homenaje!



MÉXICO
Cauce Ciudadano
Fósforo

VENEZUELA
Reacin
REGIONAL

ALIADOS
CAF - Banco de Desarrollo de América Latina
Organización de los Estados Americanos (OEA)

APOYO
OBSERVATORIO DE HOMICIDIOS

¿Usted quiere saber más sobre la distribución, las dimensiones y la dinámica de la violencia letal en el mundo?

MATERIALES

Los materiales de la campaña Instinto de Vida son dirigidos a ciudadanos, académicos y autoridades que desean comprometerse con la reducción de homicidios. Aquí podrán encontrar recursos como folletos y guías de políticas públicas que funcionan.


MEDIOS


FUENTES


michelle@instintodevida.org
dandara@instintodevida.org